miércoles, 29 de agosto de 2012

Coaching Empresarial y toma de decisiones.


Desde que nos levantamos por la mañana estamos tomando decisiones, unas más importantes y otras menos. Decidimos sobre la ropa que nos vamos a poner, si tomaremos el café sólo o con leche, y después de  algunas decisiones de este estilo llegamos a la empresa, al puesto de trabajo donde seguimos tomando decisiones, esta vez decisiones de más calado.

En el entorno empresarial el Coaching se convierte en una poderosa herramienta complementaria para la eficaz y eficiente gestión por parte de los empresarios y directivos, ya que facilita la toma de decisiones y la puesta en valor de las acciones que intervienen en la determinación y ejecución de los procesos críticos de negocios con los que trabajamos en las empresas para el logro de los resultados que se pretenden.
Las habilidades de Coaching puestas en valor en los directivos y empresarios facilitan la toma de decisiones y el desarrollo e implementación de los planes de acción que se derivan de las mismas y afectan a los procesos críticos de negocio.

En entornos altamente competitivos y cambiantes como los que nos encontramos el Coaching y las habilidades del Coaching sumadas a las habilidades directivas  ayudan a facilitar al empresario y al directivo en general, la seguridad y la certeza sobre las decisiones que se toman y que son claves en la gestión empresarial, así como la propia seguridad  en sí mismo y su determinación por tener los resultados que quiere conseguir.

El Coaching en la empresa ayuda a las personas, y de forma muy especial a aquellas con capacidad ejecutiva a tomar distancia, a alejarse de sus paradigmas de pensamientos, y a no ver las cosas como le gustaría verlas, sino como son ahora, y a hacer lo que tengan que hacer  para poder verlas como les gustaría verlas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario